¿SE DEBE USAR UNA SOLA COPA EN LA CENA?

En el último año he podido conocer a algunos hermanos muy sinceros que creen se debe usar una sola copa en la cena y por lo tanto si en una congregación se reparte el fruto de la vid con dos o tres o más copas, la cena no es bíblica para ellos. Afirman que al instituir la cena, Jesús usó una sola copa y que el recipiente tiene tanta importancia espiritual como el pan y el fruto de la vid. Así en vez de haber dos elementos en la cena del Señor (pan y fruto de la vid) tal como hermanos y comentaristas han enseñado hace siglos, los hermanos que creen en "un sola copa" dicen que hay tres: el pan, el fruto de la vid y el recipiente.

El tema merece estudio porque siempre es bueno examinar nuestras prácticas a luz de las escrituras no solamente para contestar a los que nos hacen preguntas, sino para crecer en conocimiento. Antes de comenzar, conviene recordar la importancia de tratar a nuestros hermanos que creen así con amor y cortesía. Sin embargo, por más que estudio el tema, más creo que ellos se han equivocado al dar importancia espiritual al recipiente, cosa que nunca fue la intención de Cristo. Cristo quiere que nos fijemos en dos elementos: el pan y el fruto de la vid, y no en el número ni la composición de vasos, platos y otros utensilios.

Vamos a analizar la teoría de "una sola copa" con los siguientes puntos:
(1) En los textos que tratan de la cena, la palabra "copa" se refiere al líquido (el fruto de la vid) y no al recipiente. Por lo tanto Jesús dio importancia al líquido, el fruto de la vid.
(2) Hay buena evidencia que implica que más de un recipiente fue empleado al instituir Jesús la cena.
(3) Los argumentos históricos hechos por hermanos que creen en un solo recipiente o no son exactos o no tienen nada que ver con la práctica de usar varios recipientes en la cena..
La mayor parte del material para este artículo se ha tomado del excelente estudio en inglés escrito por el hermano Grover Stevens, "The Cup in the Lord's Supper". Algunas frases son traducidas directamente de este estudio. También se recomienda un excelente artículo sobre el tema que se encuentra en el libro "Sermones y Artículos IV" por Wayne Partain. Este libro se puede obtener del autor, Wayne Partain, www.waynepartain.us.

LA PALABRA "COPA" TIENE REFERENCIA AL FRUTO DE LA VID

Al entender este punto, podemos ver que Cristo dio importancia espiritual al "liquido" (el fruto de la vid) y no al recipiente. Por lo tanto el hombre no debe hacer leyes en cuanto al recipiente ya que Cristo quiere que nos enfoquemos no en un recipiente, sino en su sangre, representada por el fruto de la vid. Hay algunos ejemplos que demuestran este hecho:


I Corintios 11:26 habla de beber la copa. Al hablar de beber la copa, no cabe duda que Jesús no tuvo en mente el recipiente de metal o madera (fuera lo que fuera) sino del fruto de la vid, o sea, al líquido.


I Corintios 10:16 dice, "la copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo"?


Al analizar la palabra "copa" en estos dos textos, se nota que nada de importancia fue dada al recipiente sino al líquido, el fruto de la vid, el cual simboliza la sangre de Jesús del Nuevo Testamento. Al hablar del líquido, por usar la palabra "copa", Jesús y Pablo emplearon una figura de retórica que se llama "metonimia". Según Larousse, metonimia es una "figura de retórica que consiste en designar una cosa con el nombre de otra, cuando están ambas reunidas por alguna relación". Da como ejemplo el siguiente término: "respetar las canas de uno" (literalmente respetar a uno y no sus cabellos).


Muchos eruditos explican que la palabra "copa" en estos textos habla del fruto de la vid:
* Thayer define la palabra copa en Lucas 22:20 así, "hablando por metonimia del recipiente, el contenido, los contenidos de la copa, lo que se ofrece para tomar". (p. 533)
* Kittel's Theoligical Dictionary dice, "se refiere no a la copa, pero a su contenido, vino (rojo). El segundo elemento de la cena casi siempre se llama "la copa" en vez de "el vino" en el Nuevo Testamento". (Vol. 6, p. 155)
* Barnes dice, "al decir 'esta copa' quiso hablar del vino en la copa, y no de la copa misma". (Comentario Mateo, Marcos, p. 283).
* Arndt and Gingrich en su traducción de Grimm dijeron, "la copa representa, por medio de metonimia, lo que contiene". (p. 702).


Objección: Tengo un estudio escrito por un hermano que cree en "una sola copa" en el cual admite que muchas veces la palabra "copa" habla de la fruta de la vid y no del recipiente. Sin embargo dice que en I Corintios 11:25 hay una excepción y allí Pablo habla del recipiente porque dice que la copa es "el nuevo pacto en mi sangre". Según él, el nuevo pacto es muy distinto de la sangre de Cristo, y por lo tanto en ese texto la palabra "copa" no puede referir al líquido sino al recipiente. Pero hay varios problemas que esta interpretación forzada.
* En casi todas las referencias a la copa en la cena, la palabra copa se refiere al líquido y no al recipiente. Es equivocada la interpretación que dice que aquí hay excepción. Hablar así es hablar como los adventistas que admiten que 58 veces en el Nuevo Testamento la palabra "sábado" trata del sábado semanal, sin embargo para defender su tradición aseveran que en Colosenses 2:16 hay excepción y la palabra "sábado" tiene que ver con algún sábado anual.
* En I Corintios 11 versículo 26 Pablo obviamente tiene en mente el líquido y no el recipiente al hablar de "beber la copa". Es inverosímil decir que un versículo antes, en versículo 25, Pablo habría citada la misma palabra usada en la misma forma pero con otro sentido.
* Al decir Jesús en I Cor. 11:25 que la copa era "el nuevo pacto en mi sangre" quería decir lo mismo que dijo en Marcos 14:24 que era la "sangre del nuevo pacto". Son textos paralelos. No hay contradicción ya que el nuevo pacto y la sangre son tan ligadas que una cosa que se refiere a una cosa puede referirse también a la otra sin contradicción. Es como tratar de hacer gran distincción entre "la salvación en sangre" y "la sangre de salvación". El agua del bautismo significa "la salvación en la sangre" y también significa "la sangre de salvación". Tratar de hacer distinción a base de la diferencia entre la sangre y la salvación no tendría sentido porque son tan intimamente ligados que una cosa como el agua del bautismo puede designar las dos cosas sin contradicción. Así la fruta de la vid (el líquido y no el recipiente) significa el "nuevo pacto en sangre" y también significa "la sangre del nuevo pacto". No hay contradicción.


Debe ser evidente a cada estudiante de la Biblia que al decir "copa" Dios no dio importancia al recipiente sino el líquido. Por lo tanto no dio importancia espiritual al recipiente en cuanto a su tamaño, su número o su composición. Al hablar de la copa, no estaba especificando el número de recipientes que una iglesia puede usar, sino del contenido de la copa, o sea, el fruto de la vid

.
Al hacer tanto énfasis en el recipiente, mis amados hermanos que afirman que solamente se puede usar una sola copa, han disminuido la importancia espiritual de lo que verdaderamente tiene importancia: el fruto de la vid.

EVIDENCIA QUE MAS DE UNA SOLA COPA FUE USADA

Según Lucas 22, Jesús y sus apóstoles comieron la pascua judía en el mismo lugar y tiempo donde Jesús instituyó la cena. Este hecho y también el orden dado en Lucas 22:17-20 implica que varias copas habrían sido usadas en la cena. Según varias autoridades cada individuo presente en la celebración pascual tenía su propia copa. De esto hecho vemos que los apóstoles habrían tenido cada uno su copa .
* "Una copa de vino rojo mezclado con agua fue echada para cada invitado...Cada participante tuvo su propia copa..." (Hasting's Dictionary of the New Testament, Vol. 2, p. 326,327)
* "Vino está en la mesa y también copas para cada persona presente, adultos y niños". (Jewish Services in Synagogue and Home, por Lewis N. Dembitz, p. 358).
* "Se ponen en la mesa jarras y botellas de vino, con un vaso o copa de plata para cada miembro de la familia y cada invitado". (Jewish Encyclopedia, Vol. 11, p. 144.)
* "La mesa tiene vino, y copas o vasos son proveidos para cada persona... Cuando todos están sentados alrededor de la mesa, se echa la primera copa de vino para cada uno. El padre de la casa se levanta y da gracias a Dios por los frutos de la vid y por el gran día que están por celebrar. Entonces, el padre se sienta y toma de su copa al estar recostado, apoyándose con su brazo izquierdo. Los otros beben a la misma vez". (Catholic Encyclopedia, Vol. 11, p. 513.)
* "La pascua comenzó al llenar la copa de cada invitado con vino, sobre la cual el padre de la familia dio una oración...
Entonces se echó una segunda copa de vino, el más joven preguntó por el significado de la noche pascual y el padre contestó por dar un relato completo de la observancia...
Entonces tomaron una tercera copa de vino y dieron las gracias.
Al echar una cuarta copa de vino, cantaron la parte final de la canción tomada de salmos 115-118 y terminaron la celebración al bendecir la canción". ("Life of Christ", F.W. Farrar, p. 563).
De las citas que hemos dado, especialmente esta última, vemos que en la celebración pascual hubo cuatro copas grandes de vino, las cuales fueron repartidas para que cada individuo llenara su copa de ellas. Entonces, bebieron a la misma vez, cada uno de su propia copa las cuales habían sido llenadas de las grandes.

LUCAS 22:17

Al comprender las costumbres de la celebración pascual, llega a ser bien claro el significado de Lucas 22:17 donde dice, "y habiendo tomado la copa, dio gracias y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros". La palabra aquí es "repartir" y no "beber". Thayer dice que la palabra repartir significa "distribuir". Entonces, después de repartir la copa (vs 17), Jesús instituyó la cena partiendo el pan y tomando del fruto de la vid. Favor notar como repartir la copa (vs 17) y tomar el fruto de la vid (vs 20) eran dos actos distintos. Uno (repartir la copa) ocurrió en versículo 17 y el otro (beber) habría ocurrido después de las palabras de Jesús en versículo 20. Implica que el término "repartir la copa" en versículo 17 no tuvo nada que ver con beber, sino con distribuir el fruto de la vid de la copa de Jesús a las copas de los apóstoles.


Nótese el orden.
(1) Dar gracias (vs 17)
(2) Repartir la copa (distribuir sus contenidos) (vs 17)
(3) dar gracias por el pan y comerlo (vs 19)
(4) beber de la copa.(vs 20)

Decir que la expresión "repartir la copa" en versículo 17 significa "beber" no tiene sentido porque si así significara, Jesús les habría dicho que tomaran del fruto de la vid antes del pan, orden que contradice el dado por Mateo, Marcos y Pablo (I Corintios 11:24,25). (Ellos dicen que comieron del pan antes de beber del fruto de la vid.) También implicaría que Jesús les hubiera dicho que bebieran dos veces, una vez antes del pan (vs. 17) y una vez después (vs. 20). Pero, si uno sobreentiende que la expresión "repartir la copa" significa dividir los contentidos de la copa de Jesús en las copas individuales de los apóstoles, desaparecen los problemas. Esta interpretación armoniza completamente con la práctica de los judíos en la pascua según citas como las que ya hemos dado.

Esta interpretación no contradice ninguno de los otros textos que relatan como Jesús dijo a los apóstoles que bebieran "de ella" (Marcos 14:23; Mateo 26:27). Al beber cada apóstol de lo que echaron en sus copas de la copa de Jesús, bebieron de ella. Si yo pongo una botella de Coca Cola en la mesa y digo a mi familia "bebed de ella", pueden hacerlo sin poner todos sus labios a la botella. Pueden beber de ella al repartir la Coca Cola cada uno a sus vasos y luego tomarla así. Según Lucas 22:17-20, así los apóstoles bebieron de la copa de Jesús, al repartirla primero entre ellos, cada uno echando de ella en sus propias copas (vs. 17), y luego bebiendo después de partir el pan(vs 20).


Objección: Un hermano que cree en una sola copa dice que versículo 17 trata no de la cena, sino de la pascua. Quizás la copa fue repartida al terminar la pascua, pero, las palabras de Jesús en versículo 18 acerca de la copa repartida en 17 (fuese repartido cuando fuese repartido) no trataron de la pascua pero sí de la cena. (Las mismas palabras son dadas en Marcos 14:25 y Mateo 26:29 para hablar de la cena y no de la pascua.) A fin de cuentas no importa cuando hubiera sido repartido la copa de Jesús en preparación para la cena porque sabemos de versículo 18, que el líquido repartido en versículo 17 fue de la cena. Lucas 22:17,18 trata de repartir y hablar de la copa de la cena y no de la pascua! Los hermanos que creen en una sola copa tienen un gran problema con el órden dado en Lucas 22:17-20 el cual no contradice el órden de Mateo ni Marcos, sino solamente da más detalles.

¿LA HISTORIA APOYA ESTA DOCTRINA?

Nuestros hermanos que creen que se puede usar un solo recipiente para servir el fruto de la vid, afirman que la práctica de usar más de una copa en la cena comenzó en el año 1894. En aquel año un hombre, J.G. Thomas, "inventó" una bandeja en la cual se podía colocar copitas individuales para repartir entre los miembros de la iglesia. Dicen que el hermano G.C. Brewer introdujo esta bandeja con sus copitas en las iglesias de Cristo pocos años después. Por lo tanto, según ellos, el tomar la cena con más de una copa es de origen humano.

A fin de cuentas, no importa lo que diga la historia si estamos tratando un asunto al cual Dios nos ha dejado usar nuestro propio juicio y así es el caso con el número de recipientes que se usa en la cena, como ya hemos visto. Hay muchos nuevos arreglos que podemos usar en nuestro servicio a Dios si ellos no nos llevan más allá de lo que fue dado importancia espiritual por Dios. Por ejemplo, podemos predicar el evangelio por medio de emisoras de radio aunque esta invención es de origen humano. Sin embargo, predicar por radio no nos lleva más allá de lo especificado por Dios y por lo tanto podemos hacerlo aunque el primer sermón dado por la radio no ocurrió hasta este siglo. La historia en verdad no es pertinente para determinar si predicar por radio es bíblico ni tampoco para determinar si se puede usar una bandeja con copitas para repartir la cena. Las dos cosas tratan de arreglos que no nos llevan más allá de lo que fue dado importancia por Dios.

Aun si la historia fuera pertinente al asunto, los hermanos que creen en un solo recipiente para la cena no tendrían razón con sus puntos. Es verdad que J.G. Thomas evidentamente inventó la bandeja y copitas individuales para colocar en ella, pero no inventó el uso de más de una copa en la cena. Ya hemos visto que la mejor evidencia que tenemos indica que Jesús y sus apóstoles usaron de copas individuales. Además de esto, citas de la historia indican que cristianos a través de los siglos han tomado la cena con más que un recipiente.

* Hay una oración que data de 200 D.C. que se relata en el libro "Ante Nicene Fathers" que dice lo siguiente: "Te suplicamos y rogamos, O Señor, que en tu misericordia, dejes que tu presencia esté con este pan y con estos cálices". (Vol. 7, p. 554)

* En el libro, "Nicene and Post Nicene Fathers" se lee la siguiente descripción de la cena que proviene del cuarto siglo después de Cristo. "Los otros (los diáconos) traen el altar con los panes y los cálices ya preparados para el banquete sagrado". (Vol. 14, p. 138,139)

* En las iglesias de Cristo del siglo pasado se usaban comunmente a más de una copa aunque no tenían las bandejas. En la revista, "Lard's Quarterly", publicado por un cristiano fiel, Moses Lard, se lee lo siguiente escrito por Tomas Munnell en el Volumen 4, pagína 56 del año 1867: "Algunas iglesias, especialmente en el campo, preparan su mesa (para la cena) con utensilios que parecen ser de tabernas...Allí tienen una botella de vidrio con gollete largo, un par de vasos baratos de vidrio y un par de platos baratos".

* Ancianos con quiénes yo he hablado, me han dicho que antes de comprar su bandeja para copitas, muchas iglesias repartían el fruto de la vid con dos vasos, uno para cada lado de la sala Iglesias más grandes usaban más que dos copas, muchas veces hasta una docena.

Aun si la historia tuviera importancia con esta controversia, parece claro el usar varias copas ha sido una práctica común a través de la historia. La doctrina que hay tres elementos en la cena: el pan, el fruto de la vid y el recipiente, fue inventada por hombres a principios de este siglo para oponerse a la bandeja introducida por Thomas aunque hermanos siempre habían usado varios vasos para repartir la cena años atrás.

Para concluir, voy a traducir las palabras del hermano Stevens.


"Ni el recipiente ni la bandeja tienen importancia en la cena del Señor, sino solamente el pan y el fruto de la vid, y estos dos elementos quedan sin cambio sean repartidos con un recipiente o con cien, sean repartidos con la bandeja inventada por Thomas o no.

La celebración de la pascua sirve como una excelente ilustración de este punto. Se observó la primera pascua con el poner la sangre del sacrificio en el poste de la puerta y comieron la carne apresuradamente y al estar parado con los lomos ceñidos y su calzado en sus pies. Sin embargo, otras pascuas, inclusive la que Jesús y sus apóstoles comieron antes de instituir la cena, fueron observadas al poner la sangre en el altar. Comieron la pascua al estar reclinados y sin apuro, vestidos con su mejor ropa. No obstante, a pesar de diferencias de detalles, los elementos esenciales de la pascua quedaron iguales: el cordero pascual, el pan sin levadura y las hierbas amargas. Así es con la cena del Señor. Los elementos esenciales, el pan y el fruto de la vid, quedan iguales y conmemoran el cuerpo y la sangre de Jesús no importe los utensilios en los cuales sean servidos".

Escribe: Gardner Hall]
P.O. Box 123
Port Murray, N.J. 07865-0123 USA