¿Los niños son llamados a adorar?

De "Creced" 4/94

Pregunta: ¿"Son llamados los niños a adorar"? (Pregunta de Nicaragua) Quizás otra pregunta parecida sería ¿las iglesias locales deben ayudar en la enseñanza de los niños?

Contestación: En cuanto a los niños adorar, creo que pueden y deben orar y aprender la Biblia.

* Jesús al tener 12 años estaba en el templo hablando de asuntos espirituales con los escribas. Ya había aprendido a adorar a Su Padre celestial.

* Salmos 148:7,12,13 dice, "Alabad a Jehová...Los jóvenes y también las doncellas, los ancianos y los niños. Alaben el nombre de Jehová..."

* Los judíos debían enseñar a sus hijos el camino de Dios (Deut.6:6-9) y sin duda habría incluido como adorar. Los padres cristianos hoy deben criar a sus hijos en disciplina y amonestación del Señor. (Ef.6:4). Implica el enseñarles como orar y adorar. Entonces, la primera pregunta se puede contestar "sí". Los niños son llamados a adorar.

¿Qué responsabilidad tiene la iglesia en la enseñanza de los niños? No cabe duda que los padres son los que tienen la responsabilidad principal para enseñar a sus hijos. Es triste ver a padres que descuidan la enseñanza de sus hijos justificándose al decir "reciben clases en la iglesia local". Si así va a ser la actitud de los padres, mejor que la iglesia local no dé clases para niños.

Aunque la responsabilidad principal por la enseñanza de los niños es de los padres, por implicación la iglesia puede dedicar tiempo a su enseñanza. Las iglesias locales tienen la responsabilidad de ser columnas y baluartes de la verdad. Son autorizadas a dar la enseñanza necesaria para apoyar la verdad. Si el enseñar a niños apoya y sostiene la verdad (y por supuesto así hace) entonces las iglesias pueden enseñar a los niños.

Diferentes grupos necesitan diferentes enfoques en su enseñanza. Por ejemplo, Pablo dio énfasis a diferentes puntos al hablar con ancianos, ancianas, jovenes y mujeres jóvenes en Tito 2. Los recién convertidos a veces necesitan una diferente alimentación que los cristianos maduros. Los jóvenes necesitan mucha enseñanza sobre los principios bíblicos que tratan del noviazgo, la crianza de niños, etc. temas que no tengan tanta importancia entre las viudas ancianas. Las iglesias también pueden dar enseñanza que sea apropiada para niños para así apoyar la verdad.