LA BALANZA
(Parte 2)

¿Cuáles son algunas diferentes formas para organizar un sermón?

¿Por qué es importante dar las diferentes clases de organización?

A todo el mundo le gusta comer el helado. Pero, ¿Cómo sería tener que comer helado para desayuno, almuerzo y cena día tras día por un periódo de meses? Si fuera necesario comer solamente el helado después de poco tiempo a uno le daría asco comer más helado, se pondría enfermo y después de bastante tiempo uno moriría.

Como el hombre necesita de diferentes clases de comida física para vivir, así debe comer diferentes clases de comida espiritual para sobrevivir. Por esta razón nosotros que predicamos y enseñamos tenemos una gran responsabilidad para dar una alimentación equilibrada a quiénes dependen de nosotros por enseñanza espiritual.

BALANZA EN EL ESTILO DE ORGANIZACION

Se ha clasificado la organización de sermones en algunas tres categorías. Lamentablemente algunos predicadores aprenden a predicar solamente uno o dos de estos estilos y así no dan alimentación equilibrada a los hermanos.

(1) Sermones "de Actualidad" (Sermones de Tópicos): Esta es la forma de organización en la cuál uno elige un tema (como el infierno, el amor, la hospitalidad, etc.) y organiza varios puntos y versículos para dar luz en cuanto al tema.

(2) Sermones Textuales: En esta clase de organización el predicador tiene en mente un texto, (normalmente solamente uno o dos versículos) pero luego va a otros versículos y puntos para desarrollar el pensamiento del texto.

(3) Sermones Expositorios: Son lecciones que toman una porción de las escrituras y la explica en una forma detallada, (muchas veces versículo por versículo). Aunque es posible que uno mencione otros textos para explicar un punto, en esta clase de predicación nunca se aleja mucho de la porción de escritura en la cual se basa la lección.

Ejemplos de sermones expositorios: Yo tengo un sermon expositorio sobre Juan 9 en el cual explico versículo por versículo cómo Jesús sanó al ciego y la reacción de los líderes religiosos haciendo aplicaciones a nosotros hoy en día. También tengo sermones expositorios sobre textos como Hechos 8:5-25 (titulado, "6 Cosas que Simón Vió Que Muchas Personas No Ven Hoy En Día") y II Pedro 3 ("El Fin Del Mundo"). También se puede dar muchas lecciones de esta clase basada en historias del Antiguo Testamento, leyendo las historias y haciendo una lista de aplicaciones para el cristiano hoy en día. El hermano Valente Rodriguez de Texas es uno de los hermanos más capacitados que yo he conocido para presentar mensajes expositorios y si usted tiene alguna oportunidad para escucharle y aprender de su estilo, no la pierda.

Creo que muchos hermanos predican casi siempre lecciones de tópicos y textuales y pasan por alto los mensajes expositorios. Es muy facil eligir un tema, sacar una concordancia y buscar una lista de versículos que tocan algún tema y aunque no es malo dar esta clase de lección, si es la única clase de organizción presentada, los hermanos se van a endebilitar. Por el otro lado, iglesias locales que reciben una buena alimentación de sermones expositorios junto con los topicales y textuales, tienden a conocer mejor la Biblia y cómo analizar porciones de ella según su contexto.

Predicadores, analicen sus predicaciones. ¿Tienen una buena balanza de lecciones expositorios, textuales y de tópicos?